13-04-2024 Sábado, II semana - pascua
Bizkeliza 5 Misiones 5 Fallece Narciso Abasolo, el sacerdote con su característica corbata
31.08.2022
El funeral se celebrará este viernes, en la basílica de Begoña, a las 19:00 h.

Fallece Narciso Abasolo, el sacerdote con su característica corbata

Dimostarra jaiotzez, 94 urte ebazala hil da Narciso Abasolo. Hainbat parrokia eta alkartetan egondakoa izan da. Besteak beste, misiolari modura egon zan Sao Paulon (Brasilen) zortzi urtez. Bestelakoetan, Plentzian, Arizen, Otxarkoagan, Birjinetxen, Santos Juanesen eta Enekuriko Fatimako alkarteetan be badaukie bere barri, Parrokia guzti horreetan egon zan eta Seminarioko irakaslea be izan zan 1959tik 1964ra. Ezagutzen izan dabenek dinoe persona ona, ordenadua eta batez be ezaugarri bat eukana zala: beti eroian korbatea. 
Nacido en Dima en 1928 se ordenó en la catedral de Bilbao en 1953. Fue profesor del Seminario (1959-1964) hasta que marchó como misionero a Sao Paulo (Brasil). Allí estuvo durante ocho años, hasta 1972, año en el que entró a formar parte del equipo presbiteral de Plentzia como presidente. El año 1974 se fue a estudiar a Madrid y a su vuelta, en el 76, su destino fue la parroquia de la Inmaculada Concepción de Bilbao. Durante un año, de 1981 a 1982 fue miembro del equipo presbiteral de Balmaseda y posteriormente, le enviaron a Bengoetxe (Galdakao) donde estuvo como encargado hasta 1990. Tras un año en Madrid, vuelve y su siguiente destino fue la parroquia de Ariz (Basauri). Tras tres años de servicio le nombran miembro del equipo presbiteral de Otxarkoaga y BIrjinetxe y ejerce su labor hasta que en 1994 adquiere un nuevo destino en los Santos Juanes de Bilbao. Su último servicio antes de jubilarse lo realizó en la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en Enekuri. El funeral por Narciso Abasolo se celebrará en la basílica de Begoña, este próximo viernes, a las siete de la tarde,

    Narciso Abasolo era una persona «buena, ordenada y elegante». Se le reconocía fácilmente, siempre ataviado con su característica corbata. La última etapa de su vida la ha compartido con otros sacerdotes en el Hogar Sacerdotal de Venerables de Bilbao. Cuando llegó, «era muy activo. Incluso le gustaba ocuparse del jardín y de la residencia», detalla Andoni Gerrikaetxebarria, miembro del Secretariado para el Ministerio Ordenado. A pesar de que, últimamente estaba limitado «sobrellevaba en paz su situación».

    Los que estuvieron cerca le describen como una persona «cuidadosa en los detalles» y «considerada con los trabajadores».

    Apostando por la juventud

    Así lo constatan también desde la Unidad Pastoral de Galdakao. El presbítero Néstor Aras, quien acompañó a la comunidad, señala que no coincidieron, pero dejó huella. «La feligresía decía que trabajó mucho para que la parroquia quedara bien. Buscó y encontró dinero para su construcción». Aras añade que «era muy querido en el barrio de Bengoetxe y le recordaban por su generosidad y sus esfuerzos para ayudar a encontrar trabajo a los más jóvenes«. Esta era, precisamente, una de las facetas que le ocupaban más tiempo: la pastoral juvenil. «Agradezco a Dios sus muchos años de vida y ministerio sacerdotal y, cómo no, su dedicación a la parroquia de Bengoetxe«, remata Néstor.

    Director Espiritual del Seminario Menor

    El doctor Jacinto Bátiz fue una de las personas a las que dejó huella Narciso. «Siendo seminarista-dice- , me ayudó a construir mi mundo interior y a querer a la Virgen María, a la que a mis 74 años sigo queriendo y rezando cada día. Fue un sacerdote que me dejó huella espiritual«, confiesa el Director del Instituto para Cuidar Mejor del Hospital San Juan de Dios.

    Narciso Abasolo
    Narciso Abasolo con José Mari Camino (fallecido) y Josetxu Canibe

    En1964, seis misioneros partieron a Brasil, entre ellos estaba Narciso Abasolo. Le acompañaron Mariano Gandarias, Santiago Lumbreras, José María Orive, Luis Unzueta y Juan Zumalde. Allí estuvo durante ocho años.

    Goian Bego Narciso!

    Narciso Abasolo, con su característica corbata