13-04-2024 Sábado, II semana - pascua
Bizkeliza 5 Portada 5 «Mediante la planificación se pueden optimizar algunas actividades económicas»
28.10.2021
José Joaquín Moral, responsable del Plan Estratégico Económico, en la Semana Europea de Gestión Avanzada:

«Mediante la planificación se pueden optimizar algunas actividades económicas»

Dentro de las actividades desarrolladas en la Semana Europea de Gestión Avanzada, el auditorio de la Torre Iberdrola acogió ayer la ponencia "Gestión y tecnología en organizaciones descentralizadas", desarrollada por cuatro personas de nuestra Diócesis, José Joaquín Moral, responsable del Plan Estratégico Económico; Félix Repáraz, voluntario del área económica y responsable de procesos; Eider Garaieta, del departamento de Administración y responsable del soporte funcional de ERP y Javier Franco, responsable del área informática de la Diócesis.

El primero en intervenir fue José Joaquín Moral, que introdujo el tema general de la ponencia y realizó un repaso en cifras de lo que es nuestra Diócesis hoy, «en la que hay 332 entes jurídicos independientes»: con 292 parroquias, 16 centros educativos diocesanos, 2 Radios, Museo de Arte Sacro, Archivo Histórico Eclesiástico y 5 fundaciones, entre otros. José Joaquín también explicó los distintos planes estratégicos que se han llevado a cabo en los últimos años y sus objetivos principales: el de 2012-2015 (autofinanciación, suscripciones, colectas…), el de 2016-2019 (Portal de transparencia, auditorías externas, se empieza a desarrollar la ERP -para trabajar en red y optimizar recursos-…) y el actual 2020-2023 (la importancia de la corresponsabilidad, énfasis en el tema inmobiliario «ningún inmueble ocioso», desarrollar la ERP, rejuvenecer el voluntariado económico…). En el apartado inmobiliario destacó el incremento de ingresos por rentabilidad de inmuebles «al poner en valor todo lo que se tiene», ya que tras un intenso trabajo de campo, actualmente hay 42 pisos en alquiler en Alokabide, 42 en Eguzkilore y 20 en Cáritas.

Moral defendió que «se pueden optimizar algunas actividades económicas mediante la planificación y la aplicación de la tecnología» y señaló que precisamente gracias a la tecnología «hemos podido operar en la pandemia sin limitaciones». También se refirió a la disminución del gasto por compras conjuntas en instalaciones diocesanas, básicamente de suministros, electricidad, gas, gasoil, proyectos de placas solares, además de sanidad, seguros, telefonía y mantenimiento de ascensores o extintores, entre otros.

Concluyó refiriéndose al estudio que se está llevando a cabo en los últimos años, junto a la Universidad de Deusto, sobre el valor social que aporta la Iglesia a la sociedad de Bizkaia, estudio que ya se ha realizado en los Centros educativos diocesanos y que esta en proceso en algunos otros organismos, como en Cáritas Bizkaia. Este tema ya fue tratado por la Diócesis, en estas mismas jornadas organizadas por Euskalit, en la edición de 2018. Más información: aquí 

Procesos

Félix Repáraz se centró en los procesos que se han llevado a cabo en este periodo para lograr sacar adelante este proyecto, en el que estará implicada toda la organización diocesana. Repáraz enumeró varios de ellos, así como las diferentes herramientas utilizadas, sistemas e indicadores de control, etc.

Acciones

Por su parte Eider Garaieta explicó la parte funcional, señalando que hace un tiempo se vio la necesidad de contar con una herramienta que facilitase la calidad de los datos. Para ello, -dijo- se empezó a utilizar en la Diócesis el ERP de Gestión Integral de la Información «un programa muy intuitivo y muy sencillo que nos ha facilitado el automatizar tareas que hacíamos muy mecánicas y las hemos podido automatizar para ahorrar trabajo y evitar errores». Aunque en un principio se instaló en la curia administrativa, era imprescindible que sirviera para todas las parroquias y entidades. Gracias a ello se ha pasado de tener «un poco de caos», con varias bases de datos y programas y de utilizar mucho papel -que lleva a tener diferencias y descuadres- a ir poniendo orden. Garaieta señaló que se han ido automatizando mucho los procesos «para ahorrar tiempo de trabajo» y que estamos en el camino de «una oficina sin papel».

Tecnología

Javier Franco habló sobre la tecnología que se ha utilizado para poder dar acceso, por ejemplo, a que todo el voluntariado de las parroquias, entidades e instituciones que trabajan con la ERP puedan conectarse, «por supuesto, también protegiendo los servidores». En estos servidores, todas las parroquias trabajadores, etc., se conectan. «Básicamente -dijo- el problema que tenemos es la ciberseguridad, proteger» y está protegido. Franco puso en valor «la inversión, que no gasto, porque en este desarrollo tecnológico, una entidad tiene que invertir en la protección de sus datos». También incidió en que la Diócesis es una organización descentralizada «el propio Obispado tiene tres sedes, estamos en sitios diferentes y gracias a la tecnología y a este sistema que tenemos de arquitectura informática, estamos conectados».

ver galería (16)